Fortuna es el quinto agente con mayor actividad en el mercado eléctrico regional

      Comentarios desactivados en Fortuna es el quinto agente con mayor actividad en el mercado eléctrico regional

Alma Solís / Contenidos SNIP

asolis@noticiasdepanama.com

Cuando se analizan las transacciones de exportación de energía acumuladas de 2014 a lo que va de 2018 en Centroamérica , la empresa de generación de energía Fortuna ocupa la quinta posición, entre 177, como agente con mayor actividad en el mercado eléctrico regional, tomando en cuenta el territorio que va desde Panamá hasta Guatemala.

Un hecho que coloca a Panamá dentro de los jugadores importantes regionales ya que tradicionalmente las operaciones del mercado eléctrico en esta área han sido transacciones de exportaciones de Guatemala hacia El Salvador.

En el listado Fortuna aparece con 714 Gigavatios hora (GWH) transados, que hacen referencia a las transacciones de compra y venta de las que aproximadamente el 95% es venta por parte de Fortuna según la información suministrada por el equipo comercial de Enel Green Power, grupo al que pertenece esta hidroeléctrica.

A través de la información extraída de los reportes diarios del ente operador regional 2016-2018, se observa que la generadora, ubicada en Panamá, solo es superada, dentro del listado, en los dos primeros lugares por empresas que representan a países completos y en el tercero y cuarto por otras generadoras que se dedican 100% a ese tipo de transacciones, lo que significa que contrario a Enel estas empresas no tienen retos relacionados a la operación de plantas y ventas de energía local, por ejemplo.

Para Percy Garrido, director comercial de Enel, el posicionarse dentro de los cinco mayores agentes es una evidencia de la expectativas que la compañía tiene del mercado eléctrico regional, como el camino definitivo para la integración real de la región, pero reconoce que todavía le falta mucho camino por recorrer.

Las operaciones dentro de este mercado se gestionan diariamente. Fortuna se mueve entre un abanico de 33 opciones abiertas que pudieran utilizar en cualquier momento. Por esta multiplicidad de opciones han logrado mover un promedio de 240 GWh anuales en Centroamérica, “eso es más que toda la generación solar de Panamá” explicó Garrido.

En cuanto a la importancia de este mercado destacó que “Centroamérica puede verse como seis países pequeños, algunos de los cuales tienen mercados; pero con un mercado eléctrico regional que los integre efectivamente se convierten en un jugador de tamaño importante que además ofrece la ventaja de un crecimiento de Producto Interno Bruto (PIB) de los mejores del mundo” dijo Garrido.

Agregó que Panamá, a través de las transacciones realizadas por Enel, se erige como un jugador importante en la escena. “Demuestra que es una alternativa de energía competitiva, poniendo en evidencia los resultados de las varias medidas positivas que se han venido tomando en los últimos años” afirmó el ejecutivo.

Explican que esto puede convertirse en una ventaja no solo para la empresa ya que en este tipo de mercado las exportaciones e importaciones inciden en el precio Las posibilidades de exportación apoyan el desarrollo del potencial de producción del país.

“El hecho de colocarnos entre los principales referentes de la región es una señal clara de que el mercado eléctrico regional puede considerarse como un importante elemento de apoyo del desarrollo de la generación del país” dijo.

El mercado eléctrico ofrece el acceso a cinco mercados simultáneamente. “Es importante conocer que la estructura regulatoria desarrollada para coordinar la integración de seis países que hoy ofrece, no tiene comparación en el mundo. Sin embargo, hoy las restricciones de flujo dejan muy mermadas las potencialidades especialmente desde Panamá” advirtió.

Otros de los beneficios de la integración a los mercados centroamericanos es minimizar los vertimientos. A través de la integración Enel logró reducir en casi el 50% los vertimientos productos de las restricciones de transmisión que afrontó el sistema panameño, especialmente en los últimos 3 años. El valor que lograron, solo en lo referente a mitigación de vertimientos, es de US$ 20 millones.

Al mitigar su vertimiento también redujeron vertimientos en casi todas las demás plantas hidráulicas del país. “Nosotros aprovechamos la ventaja que nos ofrece la capacidad de almacenamiento de energía que tiene la presa de Fortuna para tomar decisiones previas al vertimiento.   Estas medidas anticipadas logran reducir el vertimiento que se hace efectivo cuando los niveles del embalse sobrepasan sus límites. En ese momento, con el vertimiento de Fortuna reducido, todas las demás plantas tienen mejores oportunidades para generar, lo que se traduce en reducción de sus vertimientos” aseguró Garrido.

Igualmente los especialistas indican que cuando se importa energía también se logra reducir el costo marginal del sistema, es decir, hacen que las compras del mercado sean más baratas.

 

 

Creamos historias con valor noticioso y de interés para la audiencia.