Abogados defienden el ejercicio de los servicios corporativos e indican que cumplen con estándares internacionales y se han adecuado

Alma Solís 

asolis@noticiasdepanama.com 

Tras la publicación de Investigación de los Pandoras Papers, los abogados en Panamá han reaccionado señalando que la prestación de servicios  es legal en todas partes del mundo y en Panamá se practica cumpliendo con los estándares internacionales.

El Colegio de Abogados de Panamá  en el que afirmaron que siempre han apelado por la legalidad de la constitución de sociedades anónimas y que las mismas se han adecuado con el tiempo a las exigencias actuales y a las políticas de cumplimiento normativo.

Por su parte, Gian Castillero, presidente de la Asociación Panameña de Abogados Internacionales dijo a SNIP Noticias que existen múltiples razones lícitas y legítimas para el uso de los servicios corporativos por personas fuera de Panamá.

«Me parece que la publicación tiene un ángulo sensacionalista bastante sesgado al presumir erróneamente que Alcogal o los usuarios de sus servicios corporativos han hecho algo ilegal o irregular» dijo Gian Castillero, presidente de la Asociación Panameña de Abogados Internacionales.

Agregó que la realidad es que la prestación de servicios corporativos es legal en todas partes del mundo y en Panamá se practica cumpliendo con los estándares internacionales.

«Existen múltiples razones lícitas y legítimas para el uso de los servicios corporativos por personas fuera de Panamá. El desconocer esta realidad y asumir la existencia de situaciones irregulares refleja un interés en hacer una representación errónea de la realidad que afecta la reputación de los proveedores de servicio y de nuestro país» afirmó Castillero.

Añadió que la realidad es que en Panamá la prestación de servicios corporativos y financieros se hace mayoritariamente dentro del marco de las mejores prácticas internacionales.

El abogado reconoció que siempre habrá quien pueda abusar del sistema. pero que el rol de un proveedor de servicios corporativos es identificar a su cliente, monitorear razonablemente las actividades de las entidades para las cuales prestan servicios y verificar, hasta donde es posible, que la fuente de fondos de dichas entidades tenga un origen lícito.

«Todo esto con el objeto de poner tal información a la disposición de las autoridades competentes, en caso de requerimiento, o para reportar cualquier actividad de naturaleza sospechosa. El proveedor de servicios que no pueda cumplir con su responsabilidad puede optar por descontinuar la prestación de sus servicios a la entidad.
Siendo ese el caso, sería equivocado deducir de la publicación que Alcogal o los clientes hayan utilizado las entidades adquiridas de ellos para algo reprochable» puntualizó.