Ante la situación actual expresidentes de gremios proponen alternativas que incluyen desde entrega de kits de salud hasta combatir la corrupción

Alma Solís 
asolis@noticiasdepanama.com 
Expresidentes de gremios agrupados en el Consejo de Expresidentes de Gremios de Panamá (Conexpa)  emitieron un comunicado muestran su preocupación  por la situación actual en Panamá y están proponiendo una serie de puntos  como alternativa para salir de la crisis.
Los empresarios firmantes están haciendo un llamado a la unidad,  a liderar con el ejemplo, a la corresponsabilidad y a la transparencia.
«Los primeros meses del 2021 se vislumbran con incertidumbre económica e inestabilidad social, producto de la crisis sanitaria, que se encuentra en su peor momento. La recuperación del país sólo ocurrirá cuando todos los sectores lideremos con el ejemplo, y exista un balance entre la economía y la salud, fundamentados en la ética y la rendición de cuentas» señala el documento.
Entre los puntos que están proponiendo están: Trazabilidad, entrega de kits de salud, reducción de aglomeración, plan a largo plazo del sistema de salud, horarios escalonados, combatir la pandemia de la corrupción, horarios escalonados, medidas obligatorias del uso del equipo de seguridad y certeza del castigo. También incluyeron ser co-responsables y generación de confianza.
«Cerramos el 2020 enfrentando una pandemia, que ha generado dos severas crisis, la sanitaria que lleva 234 mil contagiados, y la económica, que lleva 289 mil nuevos desempleados a la fecha» cita el documento.
Agregaron que los empleos que se han perdido han afectado especialmente al 80% de los trabajadores que previo a la pandemia ganaban menos de $750 mensuales, y poseían una baja escolaridad. Igualmente hicieron ego de una encuesta de UNICEF, publicada el 18 de diciembre 2020, señala que el 75% de los hogares panameños han visto una reducción en sus ingresos, producto de la crisis multidimensional que vivimos.

Comunicado
PANAMA NOS NECESITA A TODOS, LIDEREMOS CON EL EJEMPLO…
Cerramos el 2020 enfrentando una pandemia, que ha generado dos severas crisis, la sanitaria que lleva 234 mil contagiados, y la económica, que lleva 289 mil nuevos desempleados a la fecha. Los empleos que se han perdido han afectado especialmente al 80% de los trabajadores que previo a la pandemia ganaban menos de $750 mensuales, y poseían una baja escolaridad.
Una encuesta de UNICEF, publicada el 18 de diciembre 2020, señala que el 75% de los hogares panameños han visto una reducción en sus ingresos, producto de la crisis multidimensional que vivimos. En la actualidad, las MIPYMES (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas) representan el 85% del tejido empresarial del país, son las que más empleo generan y las más afectadas por la crisis económica. 289 mil empleos perdidos en un año en una economía que genera unos 45 mil empleos anuales implica que nos llevará por lo menos 6 años recuperarlos.
Los primeros meses del 2021 se vislumbran con incertidumbre económica e inestabilidad social, producto de la crisis sanitaria, que se encuentra en su peor momento. La recuperación del país sólo ocurrirá cuando todos los sectores lideremos con el ejemplo, y exista un balance entre la economía y la salud, fundamentados en la ética y la rendición de cuentas.
A partir de nuestra experiencia como ex presidentes de gremios del sector privado, comprometidos con Panamá, y fieles creyentes del rol, agilidad y respuesta efectiva del sector empresarial, presentamos recomendaciones específicas y concretas al país, en pro de contribuir a la salida de esta crisis, para la toma de decisiones a corto plazo:
• Trazabilidad: Incorporar el uso de plataformas tecnológicas ya sea nacionales como internacionales que ayuden en identificar la forma de contagio para poder ser efectivos en la mitigación a partir de datos y en la estrategia de trazabilidad.  De esta manera, la información de cada paciente que se realiza un test, es transmitida el mismo día al sistema del MINSA y de Seguridad Nacional, de manera tal que podamos tener mejores controles de cada paciente. Sugerimos mejorar los tiempos de respuesta de los resultados de cada test del sistema público de salud, el mismo está tomando hasta 7 días como tiempo máximo para dar respuesta al paciente. Esto es vital para mantener un control y una buena trazabilidad
• Entrega de Kits de salud: Evaluación y toma de acciones para mejorar el sistema de entrega de kits de salud para los pacientes positivos. Es importante que dicho kit, realmente cuente con los medicamentos adecuados para enfrentar los primeros días de contagio, así como el apoyo en alimentos para las personas más vulnerables a fin de reforzar su sistema inmunológico. • Reducción de aglomeración de personas: Reducir el aglomeramiento facilitando mayor cantidad de buses al Sistema de transporte público, por un período de tiempo determinado. Es clave identificar donde y porque se presentan las aglomeraciones para evitarlas y tener estrategias alternativas de movilidad.
• Plan a largo plazo del sistema de salud: Agilizando la idoneidad de médicos y trabajadores de salud, sin eximir de las exigencias académicas. En este momento nos hace falta personal y hay muchos extranjeros que han estudiado su carrera completa en Panamá y aún están esperando su nacionalización para poder ejercer. Evaluar esta opción versus la de la contratación de médicos extranjeros. Todo el personal de salud debe recibir su salario en tiempo y forma, así como contar con los insumos requeridos para realizar su trabajo, en honor y respeto a la milla extra que han dado en ésta pandemia al estar en el frente de la lucha contra el COVID-19.
• Horarios escalonados: Tanto los empleados públicos como privados estuvieron saliendo este período pasado a la misma hora, creando así las aglomeraciones que tanto estamos evitando. Se debe trabajar en un sistema escalonado de entrada y salida de los empleados de ambos sectores, para precisamente evitar al máximo el tener tantas personas junta en las paradas de buses y transportes públicos donde se transporta la mayoría de la población. El mayor porcentaje de contagios no se dan en las empresas, sino en los centros de aglomeración.
• Medidas obligatorias del uso del equipo de seguridad: Solicitar el uso obligatorio por decreto de la careta plástica en paradas y transportes públicos, además de las mascarillas.
• Certeza del castigo: Las normas de bioseguridad que nos protegen del virus, deben ser respetadas y acatadas por toda la población de todos los niveles socio-económicos sin fueros ni privilegios. A quienes las infringen les debe caer el peso de la ley en tanto están poniendo en peligro la salud de toda la población.
• Ser co-responsables: En esta pandemia, el sector privado que es el mayor generador de empleo del país ha sido el más afectado por la descapitalización, habiendo muchas empresas que han cerrado o están por hacerlo de manera definitiva. El sector público debe liderar con el ejemplo, recortando sus salarios, gastos de representación y viáticos y poner esos ahorros al servicio de las personas que han quedado sin empleo y empresas que todavía tienen esperanza de seguir funcionando.
• Combatir la pandemia de la corrupción: Ante esta crisis sin precedente, el Estado debe priorizar el uso de sus recursos para el apoyo sanitario, económico y social que urge. Evitar todo gasto superfluo e innecesario en momentos que la empatía con el sufrimiento de las mayorías es clave para no generar mayor descontento social y evitar un estallido social que más inestabilidad, inseguridad jurídica y falta de confianza generaría en el país, que son claves para reactivar el mismo.
• Generación de confianza: Urge que el Gobierno presente de manera organizada y estructurada el plan de vacunación a corto plazo para generar tranquilidad en la población apoyándose en el hub logístico con el que cuenta Panamá y que desde COEL (Consejo Empresarial Logístico) se ha ofrecido como apoyo desde el sector privado para que llegue de manera expedita y eficiente a los grupos que se han identificado como prioritarios. En el mismo nivel de importancia, es clave presentar un plan de reactivación económica en el corto, mediano y largo plazo que genere confianza entre inversionistas nacionales e internacionales y ayude a mitigar los efectos de la crisis económica que vivimos.
Es necesario que todos los panameños unamos esfuerzos, para que de esta crisis saquemos lo mejor de nosotros y nos encaminemos hacia un verdadero desarrollo sostenible que nos permita al mismo tiempo ser económicamente competitivos, socialmente equitativos y ambientalmente sostenibles. Panamá nos necesita a todos para no dejar a nadie atrás. Lideremos con el ejemplo.