Banco Mundial mantiene perspectiva económica para Panamá de -2%, mientras se amplía caída de América Latina a 7,2%

Alma Solís

asolis@noticiasdepanama.com

El Banco Mundial dio a conocer su actualización de perspectivas económicas este lunes 8 de junio, en la que señala que Panamá decrecerá un 2% en el 2020, y para el 2021 crecerá un 4,2%, mientras que la región de América Latina sufrirá el mayor impacto.

En cuanto a América Latina y el Caribe indicaron que las perturbaciones originadas por la pandemia harán que la actividad económica se desplome un 7,2% en 2020, una mayor caída de la que pronosticaron hace tres meses cuando anunciaban 4,6%, esto lo dejaría como la región más golpeada por la pandemia en el mundo.

De acuerdo con el organismo multilateral el impacto súbito y generalizado de la pandemia del coronavirus y las medidas de suspensión de las actividades que se adoptaron para contenerla han ocasionado una drástica contracción de la economía mundial por lo que se reducirá un 5,2 % este año.

Panamá que lleva alrededor de tres meses desde que se detectó el primer caso oficial de covid 19 y que ha iniciado una reapertura económica y de movilidad con algunos tropiezos.

La cifra de decrecimiento para el 2020 de 2% para la economía panameña es la misma estimada por otros organismos internacionales y el propio gobierno panameño.

El Banco Mundial también mantiene su proyección que ninguna de las economías de America Latina tendrá un crecimiento positivo en este año, siendo República Dominicana con -0,8% y Panamá con 2%, los que menores impactos esperarían en su Producto Interno Bruto. (Ver tabla completa de crecimiento abajo)

«Sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870 en que tantas economías experimentarían una disminución del producto per cápita» dijo el Banco Mundial.

A raíz de las graves distorsiones a la oferta y la demanda internas, el comercio y las finanzas, se prevé que la actividad económica de las economías avanzadas se contraerá un 7 % en 2020. Se espera que los mercados emergentes y las economías en desarrollo (MEED) se contraigan un 2,5 % este año, su primera contracción como grupo en al menos 60 años. La disminución prevista en los ingresos per cápita, de un 3,6 %, empujará a millones de personas a la pobreza extrema este año.

“Las perspectivas dan mucho que pensar, ya que es probable que la crisis deje cicatrices difíciles de borrar y que plantee complejos desafíos mundiales”, señaló Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial.

Agregó que “Nuestra primera prioridad es abordar la emergencia mundial en materia sanitaria y económica. Más allá de eso, la comunidad mundial debe unirse para lograr una recuperación lo más sólida posible e impedir que más personas caigan en la pobreza y el desempleo”.

El Banco Mundial prevé que la economía de los Estados Unidos se contraerá un 6,1 %, en cuanto a la zona del euro, se estima que el producto caerá un 9,1 %,  mientras que  estiman una retracción del 6,1 % en la economía del Japón, cuya actividad económica se ha desacelerado a raíz de las medidas de prevención.

Crecimiento por región

Asia oriental y el Pacífico: Se prevé que la región crecerá apenas un 0,5 % en 2020, el índice más bajo desde 1967 y un reflejo de los trastornos originados por la pandemia.

Europa y Asia central: Se estima que la economía de la región se contraerá un 4,7 % y que prácticamente todos los países entrarán en recesión.

América Latina y el Caribe: Las perturbaciones originadas por la pandemia harán que la actividad económica se desplome un 7,2 % en 2020.

Oriente Medio y Norte de África: Se prevé que la actividad económica en Oriente Medio y Norte de África se contraerá un 4,2 % a raíz de la pandemia y sus efectos sobre el mercado del petróleo.

Asia meridional: Se estima que en 2020 la actividad económica en la región se contraerá un 2,7 % a raíz de los efectos negativos de las medidas de mitigación de la pandemia sobre el consumo y la actividad de servicios y de la incertidumbre sobre el curso de la enfermedad, que desalentará la inversión privada.

África al sur del Sahara: La actividad económica en la región está camino a contraerse un 2,8 % en 2020, la desaceleración más profunda.