Cierran sesiones extraordinarias sin aprobar ley de penalización fiscal

Alma Solis

asolis@noticiasdepanama.com

Panamá podría estar cerca de ser colocada en una lista países no cooperadores (lista gris) en temas de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo esto al  cerrarse las sesiones extraordinarias y no aprobarse la ley que penaliza la evasión fiscal en Panamá, un requisito importante.

«Es lamentable esta situación porque esto traerá repercusiones transnacional  que vamos a sentir en la parte operativa de las transacciones comerciales y en el costo financiero así como restricciones de quienes nos ofrecen el servicios de corresponsalías» dijo el especialista en el tema Julio Aguirre.

Por su parte, el abogado y también experto en el tema Carlos Barsallo indicó que estamos reaccionando seis años después de la recomendación general que el GAFI dio en 2012. «Estamos actuando inevitablemente bajo presión y no hay mucha evidencia de convicción» afirmó.

Más temprano el Ministerio de Economía y Finanzas emitió un comunicado indicando que se considera necesario para Panamá que la Asamblea Nacional apruebe el proyecto de ley que eleva la evasión fiscal a delito penal y como precedente de lavado de dinero. 

Ley de penalización, clave para que Panamá no entre en la lista gris, aun sin aprobar

 «Desde hace más de un año el país debate sobre la importancia de este proyecto de ley, a fin de evitar que Panamá vuelva a caer en la lista del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)» dijo el MF.

La entidad ademas dio a conocer que el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT) analizó hace unas semanas durante su reunión plenaria en Quito, Ecuador, el progreso técnico de Panamá en cerrar brechas para cumplir con las recomendaciones de GAFI, identificadas en el Informe de Evaluación Mutua (IEM) publicado en enero de 2018.

» GAFILAT, en este informe, ha concluido que Panamá viene progresando en relación con el abordaje de las deficiencias de cumplimiento técnico identificadas en su IEM. Por ello, se han re-calificado positivamente las recomendaciones 14, 19, 32 y 33.» explicaron 

Sin embargo, tambien resaltaron  que como deficiencia que los delitos fiscales no están tipificados como delitos determinantes al lavado de activos. Según el análisis del equipo evaluador, esta omisión impacta en uno de los principales riesgos identificados que es la colocación de activos provenientes de ilícitos cometidos en el exterior. 

«La gravedad de que el Proyecto de Ley No. 591 no se apruebe radica en que el país tendrá que enfrentar la real posibilidad de ser incluido en la Lista Gris de GAFI en el 2019.  Esta es la deficiencia que aún permanece sin abordar», indica el informe.

 El Proyecto de Ley 591 que modifica el Código Penal aborda tres deficiencias a saber: 1) la recomendación 3 (Delito de Lavado de Activos por fraude fiscal); 2) la recomendación 11 (Mantenimiento de registros); y la 20 (Reportes de Operaciones Sospechosas).