Economía de Panamá cayó 38% de abril a junio y arrastra un -18,9% en el acumulado en la primera mitad del 2020

Alma Solís

asolis@noticiasdepanama.com

Después de meses de retaros la Contraloría General de la República publicó  las cifras del  primer semestre de este año, resultando una contracción de  -18.9%, comparada con igual período de 2019.

Sin duda la causa de esta caída es debido principalmente al coronavirus y la crisis económica mundial desencadenada, impactaron la actividad económica de Panamá, que tuvo mayor afectación durante el segundo trimestre que va de abril a junio cuando la cifra alcanzó un negativo de 38%.

Durante el primer semestre de 2020, las actividades  que menguaron un poco la caída  fueron : servicios gubernamentales, servicios de salud privada y la actividad agropecuaria.

Destaca el informe que al primer semestre de 2020, los servicios gubernamentales crecieron 8.4%, con un crecimiento acumulado por la contratación de colaboradores en el sector salud, necesarios para atender la crisis sanitaria; los servicios de salud privada con un crecimiento en estos seis meses de 3.6%, mientras que la actividad agropecuaria mostró un aumento del 4.3%, destacándose de forma relevante el cultivo de banano con 43.0% y la producción de huevos en 8.9% y en menor medida el cultivo de legumbres con 2.5%.

Entre las actividades que se mantuvieron positivas están la explotación de minas y canteras, que para el primer  semestre del año, la actividad registró un crecimiento de 31.9%, principalmente por la explotación de cobre.

«Hubo moderación en su caída por el aporte de las exportaciones de concentrado de cobre, que a su vez también se vio afectado en su producción de trimestres anteriores, por paralización de operaciones, debido a la suspensión de labores de este sector, a partir de la segunda semana de abril».

El impacto negativo entre enero y junio se reflejó en la disminución de operaciones o el cierre total de actividades que impactaron al Canal de Panamá, la Zona Libre de Colón, el transporte aéreo, servicios personales, comercio, construcción, hoteles, restaurantes, servicios empresariales, industria manufacturera, electricidad, educación e intermediación financiera.