El coaching en tiempos de crisis… existencial

Por Uriel Naum Avila*

No es de sorprender que dados los momentos por lo que atravesamos, las organizaciones y las personas en sí, estamos en búsqueda de un propósito, de un sentido que marque el rumbo de nuestras acciones y en consecuencia, que impacte de forma favorable en nuestros grupos cercanos y en las empresas.

¿Dónde encontrar ese propósito?, ¿en qué tienda o sitio de internet se vende?

Pues bien, la respuesta más acertada a esas preguntas las podría tener un coaching, y no solo las respuestas, sino también una alta demanda de sus servicios de cara a las organizaciones.

De acuerdo con el National Post, la profesión de coaching ocupa el segundo lugar dentro de las actividades profesionales con acelerado crecimiento.

Los que conocen del tema, saben que el coaching es una metodología que se practica durante mucho tiempo y se perfecciona conforme se utiliza. Este profesional parte de preguntas específicas, trabaja con la mente y los comportamientos, las creencias, actitudes y comportamientos.

Sin embargo, a pesar de que esta profesión va a la alza, existieron personajes como Jim Rohn, un empresario estadounidense, escritor y orador motivacional que, desde mi punto de vista, ya venía implementando este tipo de estrategias. Y si bien muchas fueron utilizadas para los sistemas de mercadeo, éstas continúan siendo parte medular para encontrar la ruta que tanto se anhela en tiempos de  una pandemia como la que estamos viviendo, tanto a nivel personal como corporativo.  Enumero un par:

  • Conecta tu propósito de vida con tus acciones y forma de pensar. En diversas ocasiones hemos escuchado decir que la reputación personal y de marca, debe conectar con un beneficio personal y colectivo. Si aún no lo encuentras, valdría la pena que investigues si tus pasiones corresponden a tus actividades diarias.
  • La disciplina, la constancia y el aprovechamiento del tiempo son clave para llegar al objetivo. Jim Rohn decía que la oportunidad siempre se mezcla con la dificultad. Nada que valga la pena lograr es rápido, gratis o fácil.
  • Las fallas Y las repeticiones te dan habilidades, experiencia y conocimiento. La práctica es la única constante hacia la perfección.
  • Incrementa tu Inteligencia emocional y aprende a comunicarte. A medida que aumentas y mejoras tus habilidades, puedes hablar con menos personas y obtener mejores resultados. Con esto se refería a que entre más asertivo, más productivo te vuelves y en consecuencia obtienes mejores resultados.
  • Reconoce y aprende a trabajar en equipo. Sé un líder. El servicio a otros conduce a la generosidad y si ayudas a otras personas a obtener lo que quieren, conseguirás lo que deseas.

En resumen, Rohn decía que para tener éxito personal y profesional se debía considerar estos aspectos en la vida :

  • Productividad
  • Buenos Amigos
  • Espiritualidad
  • Estudio, practica y motivación para enseñar
  • Vivir bien para ganar bien
  • Motivar equipos
  • Ayudar a alguien
  • Ten un círculo interno- aquellas personas que generan confianza y raport
  • Y lo más importante: un propósito y enfoque

Sin lugar a dudas, todos aspectos para reflexionar en nuestra vida e ir poniendo en agenda aquellos en que nos falta focalizarnos más.

*El autor es periodista de negocios en Latam y consultor en reputación empresarial.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad única del autor. No pueden ser consideradas como una posición de este medio.