El gobierno necesita rápidamente restablecer la confianza del público en su administración advierte The Economist Intelligence Unit

Redacción

“Tasas de infecciones en espiral, una respuesta económica poco inspiradora a la pandemia, denuncias de corrupción oportunista y las divisiones serias en el partido gobernante siguen afectando a Panamá” así se expresó la revista internacional The Economist en un informe preparado por su unidad de inteligencia, documento que fue publicado el 16 de julio.

La publicación advierte que el Gobierno necesita rápidamente restablecer la confianza del público en su administración o arriesgar disturbios sociales.

La revista recuerda que a mediados de marzo, Panamá fue uno de los primeros países latinoamericanos en cerrar escuelas e introducir pautas de permanencia en el hogar, y sus reglas de cierre se encontraban entre las más estrictas de la región.

“Aunque algunos presidentes en la región (incluidas las potencias de Brasil y México) se burló o minimizó la seriedad de la virus, las primeras apariciones televisadas de Cortizo encarnaron la seriedad y la confianza, ya que insistió en que su los asesores científicos orientaban las decisiones gubernamentales. Cuatro meses después, la confianza pública en su administración Se ha desmoronado” indica el documento. 

También destaca  que el índice mensual de actividad económica del INEC (el instituto nacional de estadística), registró un 35% en abril. 

The Economist Intelligence Unit pronostica que, incluso a medida que la actividad se recupere en el segundo semestre de este año, el PIB real se contraerá en un 6%, con los riesgos inclinados a la inconveniente si persisten los reveses en el plan de reapertura del gobierno. 

Una proyección cercana al 6,5% que pronosticó esta semana el Consejo Económico para América Latina (Cepal), lo que es una caída mucho mayor que se estimó en abril que era a penas de -2%.

El informe también menciona los temas relacionados a transparencia y el caso del secuestro de los bienes del diario La Prensa por parte del expresidente Ernesto Pérez Balladares.