El saldo de la deuda pública total aumentó en US$1,127 millones

asolis@noticiasdepanama.com

En abril el saldo de la deuda pública total aumentó en US$1,127.0 millones (4.8%) respecto al saldo registrado al cierre de marzo 2018, este aumento era de esperarse luego que Panamá realizará la emisión de un nuevo Bono Global por un monto de US$1,200 millones durante ese mes.

Este nuevo instrumento cuenta con vencimiento en 2050 y un cupón de 4.5% y el desembolso por la suma de US$30.0 millones correspondiente a la subasta de Letras del Tesoro a un plazo de 12 meses y rendimiento promedio ponderado de 2.57%.

Si se observa la evolución de la deuda en los últimos 12 meses el crecimiento ha sido de un 13%, unos US$2,877 millones adicionales de abril a abril.

Continuando con abril de 2018, otros financiamientos que requirió el gobierno provinieron de los organismos  multilaterales que desembolsaron US$20.0 millones, destacándose US$19.6 millones correspondientes a diversos préstamos suscritos con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), entre los cuales destacan el Proyecto ITSE, el Programa de Acueductos y Sistemas de Alcantarillados Nacionales (PAYSAN) y el Programa de Aguas Residuales Burunga y US$0.4 millones correspondientes al Programa de Eficiencia del Sector Público con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Dentro del servicio de la deuda se destacan el pago de principal a Organismos Multilaterales por US$20.6 millones; adicionalmente, se destinaron US$23.9 millones en concepto de pago de intereses de los Bonos Globales 2034-8.125% – 2053-4.30% y comisión de suscriptores del nuevo Bono Global 2050-4.50%.

En cuanto al bono Samurai que tiene Panamá este se vio impacto de forma positiva,  al cerrar con un saldo de la deuda pública disminuyéndola en US$14.4 millones en comparación con el cierre del mes anterior, esto según el MEF  obedece a  que en el mes de abril, la depreciación del Yen frente al dólar, obedeció a las tensiones políticas entre Estados Unidos y Siria, respaldado por los robustos informes económicos de Estados Unidos, registrando máximos impulsados por las expectativas de una aceleración de la subida de los tipos de interés de la FED este año.