El Salvador rompe relaciones diplomáticas con Taipei y se alía a China

Alma Solis

Solo 26 meses después que Panamá tomó la decisión de iniciar relaciones diplomáticas con la República Popular de China, dos países más de la región  han seguido el mismo camino, República Dominicana el pasado 1 de mayo, y este lunes 20 de agosto lo hizo El Salvador.

En un mensaje en su cuenta de la red social de Twitter el presidente de la nación centroamericana  Salvador Sánchez Cerén dijo «Anuncio que mi Gobierno ha tomado la decisión de romper las relaciones diplomáticas mantenidas hasta este día entre El Salvador y Taiwán y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China».

En su discurso el presidente salvadoreño indicó que después de un cuidadoso análisis, anunció que su Gobierno tomó la decisión de romper las llamadas relaciones diplomáticas mantenidas hasta este día entre la República de El Salvador y Taiwán y establecer relaciones diplomáticas entre la República de El Salvador y la República Popular China.


«En lo inmediato, se procederá a la instalación del diálogo entre representantes de ambos países a fin de identificar potencialidades y acciones concretas en áreas de comercio, inversión, desarrollo de infraestructura, cooperación científica, económica y técnica, en salud, educación, turismo, apoyo a la micro y mediana empresa» dijo Sánchez Cerén.

Con el Salvador esta seria la nación número 177 en reconocer el principio de una solo China, dejando solo 17 otras que aun mantiene relaciones diplomáticas con Taiwán.

A juicio de Leroy Sheffer,  socio de la firma de expertos y ex negociadores Sheffer&Paolo, la llegada al poder de la progresista Tsai Ing-wen en el año 2016 ha supuesto el fin de la llamada tregua entre Beijing y Taipei, antes de ese momento el alcance diplomático de Taipei se reducía a 26 naciones, lo que ya suponía una débil presencia formal en foros de decisión global.

Por otro lado, Estados Unidos a influenciado. «Creo que la guerra Comercial que vive Estados Unidos y China, pudo actuar como un catalizador. En especial las recientes conversaciones entre DC y Taipei de un acuerdo de promoción al turismo» explicó Sheffer.