Empresarios exigen transparencia en los procesos de compras en medio del COVID 19

Alma Solís 

solis@noticiasdepanama.com 

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) exigió este lunes  transparencia en los procesos de compras de equipos, bienes e insumos hospitalarios, medicamentos y otros bienes, servicios o artículos para atender la pandemia de COVID-19.

“Los panameños hemos cimentado nuestra confianza en las autoridades, producto del esfuerzo y liderazgo que han demostrado durante el tiempo transcurrido al frente de la administración gubernamental y, en especial, en este momento cuando se está, probablemente, ante el reto más grande de nuestra vida republicana” dijo Jorge Juan de la Guardia, presidente de la CCIAP en un comunicado de prensa.

A los empresarios les preocupa que el esfuerzo titánico realizado en el combate contra el COVID-19 se ponga en entredicho, y la confianza ciudadana, en esa lucha, se vea quebrantada por procesos de adquisición cuestionados por falta de transparencia.

La CCIAP señala que se deben definir, claramente, las reglas de participación para las compras de equipos como las que se manejan hoy día en los procedimientos tradicionales, de manera que se preserve y se respete la transparencia y la igualdad de condiciones para los proponentes.

“En momentos en que las mejores voluntades del país se concentran en contener los avances de la pandemia y se hacen esfuerzos por allegar los recursos necesarios para ello, resultaría condenable todo acto indebido en el uso de dichos recursos bajo el manto de la actual emergencia sanitaria nacional”, puntualizó de la Guardia. “Como bien lo ha señalado el Presidente de la República, los funcionarios públicos deben responder por sus actos, especialmente en situaciones como la que vivimos. Confiamos en que, bajo el liderazgo del mandatario, esto termine de aclararse”.

Las declaraciones de los empresarios se hacen después de una serie de contrataciones directas que se han realizado para la compra de equipos médicos con supuestamente sobreprecios y algunas otras irregularidades, el caso de mayor notoriedad fue el dela compra de 100 ventiladores a un precio más o menos de 50 mil dólares cada uno.