Éramos muchos y los abuelos se unieron al grupo de WhatsApp.

Kemmy Almengor 

Hace varios meses atrás, mis padres se unieron al grupo de WhatsApp familiar.  Mi mamá tiene 69 años y mi papá 82.

Una mañana, mi papá muy animado da los buenos días al grupo con un GIF y un sticker super moderno. Mi primera reflexión fue: ¿De dónde sacó mi papá ese GIF y ese sticker?  Así que decidí preguntarle.  La respuesta fue: ¡De otros grupos de WhatsApp!   A parte de la gran sonrisa que me sacó porque me generó mucha ternura, mi cabeza hizo ¡boom! y mi cara tenía un gran signo de interrogación.  Es decir, mi papá de 82 años tenía una vida social por WhatsApp armada muy fácilmente.

Ese día comprendí que la tecnología definitivamente había trascendido fronteras y se había adaptado incluso a la tan llamada generación del silencio, que en mi opinión, en estos tiempos “de silencio” no tienen nada.

Cuando digo que “la tecnología se adaptó” me refiero a que  la plataforma de WhatsApp es tan amistosa que fue muy fácil que se familiarizaran con ella. Definitivamente al crear la plataforma no se limitaron a un grupo específico, sino que la diseñaron para que llegara a usuarios de diferentes edades.

Aquí les va una confesión: Si antes de esa experiencia me hubieran dicho en uno de estos “webinars” que están de moda: Que levante la mano quien crea que los jóvenes son los únicos en adaptarse a la tecnología.  Pues vergonzosamente, confieso que hubiera levantado la mano. ¡Estaba completamente equivocada! (nótese el énfasis en completamente).

La tecnología no es solo para los jóvenes, es para todos.  Que los motivadores para adentrarse en este mundo son diferentes…sí.  Ahora bien ¿Qué motivó a mis padres a unirse?  En su caso fueron los nietos. Ellos fueron su mayor motor.

Cuando comuniques un producto o servicio, te invito a de dejar atrás lo que está en tu caja de creencias, pues muchas veces lo que parece…no es y pudiéramos estar perdiendo una gran oportunidad de llegar a un grandioso público a través de una canal que tu competencia, al igual que tú, percibe no es el correcto; es decir un canal que nadie ha explorado.

Así que observar por ti mismo al cliente e identificar nuevas alternativas de cómo llegarles, le dará un giro magistral a tu estrategia de mercadeo.

La Autora es especialista en Comunicación & Mercadeo. Compositora Panameña. 

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad única del autor. No pueden ser consideradas como una posición de este medio.