Evaluación Nacional de Riesgo debe ajustarse a las realidades de los país 

*Julio Aguirre 

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) estableció que para reducir los problemas de implementación de las leyes y regulaciones en materia de prevención del lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, lo primero que deben hacer los países  es identificar, evaluar y entender los riesgos del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo que enfrentan y luego adoptar las medidas adecuadas para mitigar estos, lo cual debe ir acorde con las realidades y proporcionalmente al tamaño de los riesgos que enfrentan.

Por lo tanto, el enfoque basado en riesgo permite que se adopten medidas más exactas para orientar los recursos de manera más efectiva y aplicar medidas preventivas acordes con la naturaleza de los riesgos esto permite focalizar sus esfuerzos de manera más efectiva y lograr resultados inmediatos.

Es por esto que, la información de cómo han ocurrido los delitos precedentes al lavado de dinero en el país, se convierte en una fuente primordial para la Evaluación Nacional de Riesgo.

En el caso puntual de Panamá la Evaluación Nacional de Riesgos, por ser un país transnacional, se mide por cómo los productos y servicios quieren ser utilizados por la delincuencia organizada de otros países.

*El Autor es consultor y presidente de Aguirre & Schwarz.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad única del autor. No pueden ser consideradas como una posición de este medio