Gremios empresariales panameños rechazan cuarentena total y abogan por soluciones que tengan un balance entre economía y salud

Alma Solís 

asolis@noticiasdepanama.com 

Los gremios que forman parte del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP), entre estos, la Cámara de Comercio e Industrias  de Panamá (CCIAP), la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y  la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede) dijeron este martes en conferencia de prensa que rechazan la decisión anunciada por el gobierno nacional para una cuarentena total del 4 al 14 de enero de 2021 y piden soluciones que tengan balances entre la salud y la economía.

Los empresarios están demandando «urgente» que el gobierno presente un Plan de reactivación económica al país, informen sobre el cronograma de aumento de capacidad del sistema de salud para los próximos treinta días y el plan de vacunación a realizarse de manera inminente. Advierten de más perdidas de empleos y cierres de empresas.

El presidente de Conep, Julio de la Lastra dijo que el cierre no es lo que va a solucionar el problema y que se debe usar «sentido común» , buscar soluciones en conjunto porque solo unidos se podrá lograr una solución, sin agendas particulares y advirtió una hecatombe.

«Es por eso que insistimos en el balance adecuado, sesudo y consistente, entre las medidas que se implementan de salud, que obviamente hay que tomar en consideración, pero también las medidas económicas» dijo el presidente de CoNEP.

De la Lastra afirmó que el sector privado ha aportado otras soluciones para reducir los contagios, distintas a los cierres totales.

Por su parte,  el presidente de la Cámara de Comercio, Jean Pierre Legnadier recordó que hace mas de diez meses hay un impacto, no solo en las empresas, también en la economía personal y de miles de hogares y que es responsabilidad del gobierno no quedarse en una sola acción. Los empresarios aun tienen muchas interrogantes sobre las medidas anunciados por el gobierno.

«Las preguntas que venimos haciendo hace meses, son ¿cuál es el plan o planes durante y después de la cuarentena, y después del 14 de enero?. ¿Qué pensamos alcanzar con esta medidas?   ¿A cuánto se piensa reducir el rt ? ¿A cuánto se está pensando reducir los contagios? ¿Qué acciones especificas existen para los puntos de principales contagios? , ¿qué plan para la creación de empleos frente a los mas de 400 mil desempleo? entre otras.

Recalcó que los empresarios han apoyado a través de varias iniciativas como Todo Panamá.

Perdidas de empleos y cierres de empresas 

Igualmente Elisa Suárez presidente de Apede mencionó algunas otras medidas que se pudieron establecer desde antes, y estas van desde el uso de mascarillas y pantallas faciales, que el sector empresarial ha estado repartiendo, así como la reducciones de jornadas de trabajo en el sector público.

«Cuantas otras cosas pudimos hacer» dijo Suárez.

Indicó a pesar que han sostenido reuniones con el gobierno, la decisión sobre la cuarentena total la conocieron cuando se hizo el anuncio público.  También mencionó que a pesar que también sostuvieron reuniones con el gobierno sobre el tema laboral, no fueron consultados sobre el decreto de la reactivación de empleos.

«Nos enteramos de decretos como el 229, el día que todo el mundo se enteró, cuando nosotros habíamos estado tratando de buscar que se hiciera algo coherente con sentido y que preservar a lo más importante»dijo la presidente de Apede.

Agregó que nada más se han podido reactivar  105 mil contratos de trabajo en este momento, que estaban buscando,  la forma de seguir reabriendo y re contratando personal.

«En este momento con las medidas de cuarentena y con las medidas de restricciones de movilidad, lo que posiblemente va a pasar es que las que estaban listas las empresas que estaban listas para entrar que nada más hasta ahora hemos podido reabrir 8.000 de más de 20.000 empresas ,que pudiesen haber comenzado a trabajar y la reactivación gradual de contratos que era lo que anhelábamos» añadió Suárez.

La ejecutiva indicó que se mantiene abiertos a trabajar en conjunto.

A esto el presidente de Capac, Jorge Lara,  añadió que la cifra de contratos que podrían ser suspendidos con estas nuevas medidas serían mayúsculas.

«Creo que la cifra es mayúscula (de empleos) que volverá a ser suspendido porque incluso con el decreto que está ahora mismo en suspenso el 229 pretendía reactivar contratos a partir del próximo lunes 4 de enero, en un porcentaje ya determinado, pero ahora  todos esos contratos automáticamente volverán a quedar sorprendidos  y la cifra es enorme» dijo el presidente de Capac

La preocupación del efecto que puede ocasionar este nuevo cierre igualmente fue manifestado por la presidenta de la Federación de Cámaras de Comercio de la República de Panamá, Fulvia de Vargas quien recordó que el 36% de empresas  están cerradas.

«Con esto dónde van a quedar,  quedarán para siempre cerrada, tan solo porque no se puede llegar a un buen acuerdo» dijo Vargas

La empresaria insistió que los locales comerciales están tomando las medidas y adoptando los protocolos para mantenerse abiertos y que este nueva cuarentena implicaría el cierre definitivo para muchas empresas, que en sus mayoría son micro y pequeñas empresas.

«Nosotros quisiéramos hacer un llamado para ver cómo se hace una reestructura de estas medidas que afectan a todo el país» indicó.

La ser consultados por alternativas de prevención cuando se utiliza el transporte público, el presidente del Sindicato de Industriales, Aldo Mangravita dijo que una de las opciones es utilizar mascarillas y pantallas faciales para aliviar el problema. Recalcó que las pantallas aun son optativas  y no de uso mandatorio y se ha recomendado que las mismas sean obligatorias al menos en el transporte público.

La empresa privada a distribuido alrededor de 500 mil pantallas faciales entre la población.

 

Estas son las consideraciones del sector empresarial

1. Ante cualquier acción jurídico -laboral, en temas de reactivación económica, que pueda impactar la sostenibilidad de las empresas y las fuentes de empleo, el sector empleador del país representado por CoNEP debe ser consultado y ser parte activa en la toma de decisiones de estas disposiciones, para lograr soluciones cuya implementación y cumplimiento sea factible y cónsona con la realidad tan compleja que actualmente vive el país.

2. La reciente medida de establecer cuarentena en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, atenta directamente contra la sostenibilidad de las empresas; un gran número de éstas han realizado un esfuerzo extraordinario en la búsqueda de recursos para reabrir sus operaciones, cumpliendo con todas las medidas y regulaciones de bioseguridad exigidas por el Ministerio de Salud (MINSA), con el propósito de avanzar inicialmente con la reapertura y en el corto plazo, con la reactivación de la economía, tratando de esta forma de proteger las fuentes de empleo, cuidar a nuestros colaboradores y volver a generar lo que históricamente ha hecho el sector privado: bienestar para el país.

Somos de la firme opinión, que la certeza del castigo debe prevalecer de manera sistemática sobre aquellos que incumplan las medidas establecidas por las autoridades. Luego de diez meses de paralización del sector productivo establecer una nueva cuarentena generará un continuo deterioro del sector productivo formal, el cierre definitivo de operaciones de cientos de empresas, empleos perdidos y aumento de la informalidad. No podemos bajo ninguna perspectiva aceptar que la cuarentena es la dirección correcta, debemos identificar como país medidas efectivas que permitan mejores resultados, reduzcan la incertidumbre y detener el deterioro del sector productivo formal.

3. Desde el inicio de la pandemia, el sector privado ha presentado propuestas específicas para ser consideradas e integradas a la estrategia de reactivación económica del país, no obstante, no hemos visto ningún paso firme de implementación sobre las múltiples propuestas realizadas.