Gremios empresariales temen el aumento del comercio ilícito por ley que prohíbe uso de cigarrillos, mientras empresa desarrolla productos que no generan combustión ni humo

 

Alma Solís

asolis@notciasdepanama.com 

La  Asamblea de Diputados aprobó el proyecto de Ley No. 178, que prohíbe el uso y comercialización de sistemas electrónicos de administración de nicotina y sin nicotina, se trata de los cigarrillos electrónicos y otros, pero esto ha generado un debate en el cual un grupo señalan que por la aprobación de esta ley, habrán consecuencias negativas.

Dentro de este grupo están varios gremios empresariales y la empresa Philip Morris los que han advertido que este puede traer consecuencias negativas como el aumento del contrabando del producto, por lo cual se está pidiendo mayor discusión de la iniciativa.

Adicional a esto se han planteado algunas alternativas como el desarrollar productos que no generan combustión ni humo y que, por ende, constituyen un menor riesgo de daño que el cigarrillo convencional, Philip Morris ha sido una de las empresas que ha desarrollado este tipo de producto y afirma que está dirigido a las personas que actualmente fuman y no quieren dejar de hacerlo.

La empresa dijo que se trata de una legislación de tal complejidad merece mayor debate, y en los que puedan participar los actores involucrados.  

Para la discusión de la ley se estableció una subcomisión, pero al parecer la misma no llegó al término del tiempo establecido  y no se presentaron por completo los análisis técnico del proyecto, evidencias científicas, documentos académicos y hallazgos de autoridades sanitarias de otros países, para ser evaluados e ilustrar a los diputados de la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Laboral en primer debate.  

“La forma apresurada, inconsulta y huérfana de toda base científica con que se llevó el proceso legislativo del Proyecto de Ley 178 demuestra la falta de rigurosidad en el tratamiento de un tema complejo y de impacto en materia de salud pública, tal como plantea en su momento el propio presidente de la subcomisión encargada de analizar técnicamente este Proyecto de Ley” indicaron.

Otro de los argumentos es que atenta contra el derecho constitucional que tienen los consumidores de acceder a alternativas e información sobre productos que también  y contra la garantía fundamental de los consumidores de elegir bienes y servicios de calidad, de conformidad con las libertades individuales de los ciudadanos, amparadas por nuestra constitución.

“El Proyecto de Ley 178 atenta contra la protección de la salud al limitar el acceso de los fumadores a alternativas con menores riesgos que el cigarrillo tradicional. Países con estrictas políticas de control del tabaco, como Inglaterra, Nueva Zelanda o Estados Unidos, ya están regulando estas alternativas por considerarlas parte de la política pública” dijo Philip Morris.

Consumo ilegal 

El comercio ilícito de cigarrillos combustibles en Panamá, o el que conocemos tradicionalmente, alcanzó niveles de 73% en el 2019, de acuerdo con el segundo reporte de la empresa KPMG, LLP. UK, dando apertura a productos con calidad dudosa, incrementando la criminalidad y reduciendo drásticamente la recaudación de impuestos del Gobierno. Agrega que el Proyecto de Ley 178 pone la actividad que busca prohibir, en manos  de quienes manejan el mercado ilícito.

La empresa está solicitada a las autoridades a propiciar un debate riguroso, basado en ciencia, que cuente con la participación objetiva y mesurada de la mayor cantidad de actores posibles.  

“Solo así, Panamá se beneficiará de una legislación integral y en línea con la tendencia internacional más avanzada que beneficie a los consumidores…Este proyecto no contempla al fumador que continuará fumando pues le quita -lapidariamente- la posibilidad de contar con mejores alternativas, como las libres de humo, que contienen hasta 95% menos sustancias tóxicas que las contenidas en el humo que generan los cigarrillos convencionales “

 

Respaldo de gremios 

Gremios en Panamá como la Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá Carta al Presidente Laurentino Cortizo- Proyecto de Ley 178 -AMCHAM envió una carta al presidente de Panamá Laurentino Cortizo expresando su preocupación por este proyecto de ley,  indicando que pone en riesgo la inversión privada.

“Al revisar el proyecto de ley, vemos con preocupación en su articulado que el mismo, desconoce obligaciones internacionales que la República de Panamá ha adquirido a través de suscripciones de Acuerdos de Asociación o de Promoción Comercial como lo son aquellos con los Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea entre otros más que están vigentes” dijo Amcham en la nota enviada el 20 de marzo de este año. A este gremio también le preocupa también el contrabando ilícito que puede seguir aumentando.

Por su parte, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP),  pidió el veto por inconveniente al Proyecto de Ley No. 178.  el 24 de marzo. “Señor Presidente, muy respetuosamente, consideramos que en la discusión de este Proyecto de Ley, tanto en la Comisión de Trabajo y Salud y el Pleno de la Asamblea Nacional, no se profundizó en el debate y se desestimaron nuevas pruebas científicas que demuestran que los sistemas electrónicos de suministro de nicotina no dependen de la combustión y en consecuencia, no se produce humo cuando el producto se vaporiza o calienta, y por ende, reduce hasta en un 95% los componentes nocivos que sí se producen con la combustión y representan una importante reducción del daño para los consumidores que no pueden o no desean dejar de fumar” dijo este gremio quienes compartieron una lista de argumentos. (Carta CCIAp PDF)

Entre los datos que compartieron los empresarios esta que según estudios del Ministerio de Salud de Reino Unido, “en 2016 se estimó que 2 millones de consumidores en Inglaterra habían usado estos productos y habían dejado de fumar por completo y otros 470,000 los usaban como ayuda para dejar de fumar.”.

También dijeron que el Artículo 1, consideramos el mismo inconveniente. Se estima un incremento del comercio ilícito de estos productos, el Proyecto de Ley 178, busca prohibir el uso, importación y comercialización de productos que son ampliamente comercializados y consumidos en un sinnúmero de países a nivel global, los consumidores de estos productos los demandan genuinamente como una alternativa de menor riesgo a los cigarrillos combustibles y muchos países con altos estándares de políticas públicas los promueven como productos que representan una protección a la salud pública.

Otro artículo que estimaron es inconveniente es el 3. Inconveniencia porque limita el desarrollo de las Zonas Francas para la reexportación de los productos que se buscan prohibir, al establecer que la Autoridad Nacional de Aduanas tendrá la responsabilidad de inspeccionar, detener, decomisar y suspender los productos en las Zonas Libres de Comercio, independientemente de su destinación aduanera. Y otros articulas que consideran inconvenientes por varias razones.

A estas preocupaciones se unió el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) quienes expresaron  el rechazo porque no se realizó el debido proceso.

“En aras de mantener la institucionalidad del país, apelamos a nuestros creadores de leyes a que se respeten las reglas y procedimientos que se establecen en los reglamentos de la Asamblea Nacional. La reputación de nuestra patria,  de cara a la inversión extranjera, es vulnerada cuando quienes deben velar por la creación de nuestras normas pasan por alto nuestros debido proceso. Estas situaciones desestimulan el interés de la inversión extranjera y nacional perjudicando el ambiente jurídico y empresarial del país” dijo Conep.

Los gremios y la empresa estarían esperando que se amplié el marco de discusión antes que la misma sea sancionada por el mandatario.