IFC otorga garantías por más de $300 millones a bancos centroamericanos en respuesta a COVID-19

Alma Solís 
asolis@noticiasdepanama.com
IFC, miembro del Grupo Banco Mundial para financiamiento privado, afirmó que  ha facilitado US$314 millones a través de bancos centroamericanos para la exportación e importación de productos agrícolas y de salud críticos para la región, a fin de apoyar la continuidad del comercio, crucial para
el desarrollo de las economías y protección de los empleos ante la crisis.
De acuerdo con la entidad financiera, la utilización de estas líneas de crédito entre el 17 de marzo y el 22 de mayo de 2020, forma parte del Programa Global para el Financiamiento del Comercio (GTFP, por sus siglas en inglés), un componente primordial de la respuesta de IFC ante la pandemia, para apoyar a instituciones financieras para que puedan proveer financiamiento a empresas que importan y exportan bienes.
Estos apoyos han sido recibidos por instituciones financieras de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras proporcionan financiamiento para el movimiento de bienes en todas las etapas de la cadena de suministro, facilitando la exportación e importación de medicamentos, equipos de atención y protección médica, productos agrícolas, entre otros.
“La experiencia en crisis pasadas nos enseña la importancia de apoyar al sector privado para limitar el daño económico.  El paquete de emergencia de IFC tiene como principal objetivo proveer de liquidez a compañías para que puedan continuar operando, y tiene una incidencia importante en pequeñas y medianas empresas involucradas en las cadenas globales de suministro“, apuntó Sanaa Abouzaid, Gerente de IFC para Centroamérica.
El monto aumenta a US$$500 millones de dólares comprometidos cuando se amplia la región a toda  América Latina y el Caribe desde marzo.  El Programa Global para el Financiamiento del Comercio es hasta ahora uno de los principales componentes del paquete global de financiamiento por $8 mil millones de dólares del que dispone IFC para prestar a apoyo al sector privado afectado por la pandemia del COVID-19.
La mayor parte del financiamiento de IFC se destina a las instituciones financieras dentro de la cartera de clientes para que puedan continuar ofreciendo financiación comercial, apoyo de capital de trabajo y financiación a medio plazo a empresas.
 IFC afirmó que también ayudará a los clientes actuales de sectores como el turismo y manufactura y aquellos que participan en la respuesta a la pandemia, como el sector de la atención de la salud y los segmentos conexos, que enfrentan una mayor demanda de servicios, equipos médicos y productos farmacéuticos.