Las startups deben aprender de comunicación

Por Uriel Naum Ávila*

Las startups en el mercado Latinoamericano enfrentan un desafío permanente de supervivencia por el solo hecho de estar en una región en la que la adopción y desarrollo de tecnología no sucede a la misma velocidad que en mercados de Europa o Asia, no obstante. Actualmente, dados los efectos del COVID-19 en el mundo, se han visto obligadas a mantenerse a flote a través de diferentes estrategias que van desde la búsqueda de financiación, principalmente, hasta la generación de más y nuevas soluciones que les permitan crecer su portafolio.

No obstante, a pesar de las circunstancias que vivimos, el fondo internacional de inversión 500 Startups para Latinoamérica, anunció, durante el primer trimestre del año, que seguiría con sus planes de financiamiento para el 2020 por lo que decidió apoyar a 10 compañías de la región con 60 mil dólares.

Si bien este hecho, que significó un respiro para las 10 startups seleccionadas entre las que se encuentran 5 mexicanas, 3 de Chile y 2 de Argentina; las cuales iniciaron desde mediados de julio el programa de aceleración que forma parte del apoyo al que fueron acreedoras, aún existen infinidad de proyectos buscando la misma oportunidad.

Al respecto, otro gigante de la tecnología como lo es Facebook, anunció hace alrededor de dos meses que buscaba apoyar a startups enfocadas a soluciones de conectividad y comercio electrónico en la región a través de dos programas basados en un plan de capacitación de 12 semanas en el que los seleccionados recibirán entrenamiento y tendrán acceso a una red global de startups, emprendedores y expertos en la industria.

En relación a este tema, voceros de Facebook señalaron que si bien es cierto que la pandemia aceleró el crecimiento del comercio electrónico y expuso la brecha digital, así como la necesidad que hay de encontrar soluciones de conectividad y de eCommerce confiables y asequibles, se deben encontrar soluciones que echen mano de que, al día de hoy, más de 180 millones de empresas que utilizan Facebook, Instagram, Messenger o WhatsApp para llegar a los clientes, vender y crecer.

Caroline Dalmolin, Developer and Startups Programs Lead en Facebook, Latam., detalló que es por esa razón que las soluciones de conectividad y eCommerce innovadoras son fundamentales para adaptarse a la nueva vida, para que más personas que se encuentran conectadas puedan acceder a información relevante al mismo tiempo que los negocios fortalezcan su presencia digital.

Quizás, algunas de las principales diferencias que existen entre ambas plataformas de financiamiento están en la separación que Facebook hace de sus dos programas, los cuales buscan resolver situaciones críticas actuales dada la pandemia utilizando como punto a su favor los canales de comunicación que tiene la red social y que me, me atrevo a decir, pocas son las empresas, en todos los niveles, que apuestan por enfocar dentro de sus estrategias de crecimiento, al área de comunicación y mercadotecnia.

Es en este punto donde me gustaría hacer una reflexión y pensar, ¿las startups invierten lo suficiente en temas de comunicación?, ¿es indispensable llevarlo a cabo?

En este sentido, coincido con diversos expertos en el tema de la comunicación estratégica que señalan que en momentos de crisis comunicar bien se transforma en un arma. Al respecto, enfatizan que “una comunicación bien definida se convierte en el mejor vehículo para transmitir confianza y lograr credibilidad, notoriedad y reputación ante inversores y clientes”.

Según datos del Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership,una organización que impulsa y profesionaliza el valor de los intangibles, menciona que la reputación corporativa es uno de los indicadores no financieros más relevantes para la gestión empresarial y uno de los activos más valiosos.

Para lograr este resultado, apuntan los especialistas, se debe incorporar dentro de la estrategia de comunicación el comportamiento del consumidor. Personalmente afirmaría que el de todos aquellos, que dada la “nueva realidad” que vivimos, estaremos tocando desde diferentes vehículos de contacto, entiéndase como éstos las páginas web, televisión de paga, podcast, radio, por mencionar algunos.

Si las startups aprenden a identificar a estas audiencias, si buscan ayuda para implementar estrategias de marketing y comunicación, tanto a nivel orgánico como mediante la publicidad; si ajustan sus mensajes a entender y satisfacer las necesidades de sus grupos de interés, si comunican bajo el paraguas de un propósito personal y social, podrán impactar de forma más favorable al negocio, tal vez no con la inmediatez del flujo de efectivo pero sí con uno de los intangibles que abre el paso a esas oportunidades: la reputación corporativa.

*El autor es periodista de negocios de Latam y consultor en reputación empresarial.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad única del autor. No pueden ser consideradas como una posición de este medio.