Más de un año desde el inicio de la cuarentena: aprendizajes y un nuevo modo de trabajar

 

Pedro Pita / Laura Alvarez**

snip@noticiasdepanama.com 

Ya un año y hasta más — porque más o menos a todos los países de Latinoamérica la cuarentena nos llegó en marzo de 2020 — dejábamos de encontrarnos, casi todos los días, en una oficina. Y a partir de ahí, se nos hacía cada vez más claro algo que a muchos de nosotros nos rondaba por la mente: que no importa el tiempo ni el lugar desde donde trabajamos, lo que hace la diferencia son los equipos talentosos y la pasión que le ponemos a lo que hacemos.

La pandemia llegó para cambiar muchos paradigmas y costumbres que teníamos instalados: dar un beso para saludar, pedir siempre comida y compartirla, conversar junto a la máquina de café mientras resolvíamos problemas, y por supuesto, trabajar con nuestros compañeros al lado.

En una empresa tan dinámica como la nuestra, el cambio es nuestra constante. Y, una vez más, tuvimos que adaptarnos de forma rápida, no solo acompañando a un negocio que no paraba de crecer, que brindaba apoyo a miles de personas que contaban con nosotros para obtener artículos de primera necesidad y creaba nuevas soluciones a las necesidades emergentes de las comunidades, sino también (como todos) tuvimos que repensar la forma en que trabajábamos.

Con un negocio y un equipo que crece constantemente y cuyo crecimiento, además, se vio acelerado por esta situación: ¿no íbamos a aprender nada de todo esto? ¡Claro que sí!

En este reto global de transformarnos y adaptarnos, al que nos enfrentamos todas las personas y las organizaciones, entendimos que cuando hay equipos talentosos, pasión y objetivos claros, no importa el tiempo ni el lugar desde donde se trabaja; y que teníamos que encontrar una nueva forma de trabajar, que nos sirva a todos (y a cada uno). Así nació #ModoPeYa.

Empezamos repensando cuáles eran las cosas que movilizaban a nuestro equipo para co-crear un programa que contemple varias realidades. No todos los equipos son iguales ni tienen la misma dinámica de trabajo. No existe el “one-size fits all”. Nuestro equipo de tecnología es muy distinto del de Marketing o el de Customer Care, o Logística, o Ventas, y así. No queríamos suponerlo: queríamos confirmarlo.Para ello hicimos muchos focus groups a nivel Regional, entrevistas en profundidad a nuestros líderes, encuestas, propuestas que iban iterando con cada feedback. Volvimos a empezar varias veces hasta lograr un resultado sólido y co-creado entre todos.

En este sentido, trabajamos en una propuesta de valor para nuestros equipos – #ModoPeYa – priorizando tres aspectos principales:

  • Mayor balance entre trabajo dentro y fuera de la oficina
  • Mayor flexibilidad de tiempos y equilibrio entre vida laboral y personal
  • Mayor eficiencia en el uso colectivo del tiempo

Como resultado definimos otras modalidades que bien podrían funcionar inclusive como recomendaciones para otras empresas:

  • #ModoMix: el trabajo será mayormente remoto según lo que cada persona encuentre más productivo, pero tendrá una dosis de presencialidad, cuya intensidad dependerá de la necesidad de cada equipo, y coordinada por los líderes.
  • #ModoCumple: los colaboradores gozarán de un Casual Day adicional en la semana de su cumpleaños.
  • #ModoViaje: los colaboradores pueden elegir trabajar desde cualquier lugar del mundo durante un mes (de corrido o dividido en semanas).
  • #ModoAterrizaje: el primer día de reincorporación posterior a vacaciones, las personas podrán conectarse desde home office e ir a la oficina después del medio día.

Nos llena de orgullo encontrar formas de desarrollo tanto profesional como personalmente, buscando un mejor balance y equilibrio para cada uno.

Se vienen muchas más ideas, capacitaciones, herramientas. Todos los días nos cuestionamos cuál es nuestra mejor forma de trabajar y, ¡quizás es esa!: ir buscando siempre la mejor manera.

Co autores: Pedro Pita, Workplace Sr. Manager Latam & Laura Alvarez, directora de Comunicaciones internas, Cultura, Clima y Marca Empleadora en PedidosYa Latinoamérica.