Panamá es el país de Centroamérica que más invierte en el extranjero

Alma Solís

asolis@noticiasdepanama.com

Las inversiones directas desde Centroamérica han aumentado continuamente en los últimos años, y en 2018 alcanzaron un monto total de 1.683 millones de dólares, la mayor cantidad nunca registrada de acuerdo con el “Global LATAM 2019 – Series Inversión Extranjera”, elaborado conjuntamente por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) e ICEX Invest in Spain y publicado este jueves 30 de enero.

De acuerdo con el informe  Panamá registró 811 millones de Inversión Extranjera Directa (IED) hacia el exterior. Desde Costa Rica se invirtieron 581 millones de dólares en 2018, y desde Guatemala 211 millones de dólares, la mayor cantidad nunca registrada. Igualmente aclararon que varias economías de la región todavía no reportan datos oficiales de IED hacia el exterior.

Panamá también se ubica en la séptima posición en America Latina en temas de inversión extranjera hacia el exterior.

En cuanto a América Latina, el documento indica que las multinacionales invierten US$38.225 millones en el exterior y consolidan su expansión internacional, según un informe de la Secretaría General Iberoamericana e ICEX., un  volumen ligeramente inferior a lo registrado en 2017 (quedando el stock en 654.785 millones de dólares, 3 % del total mundial).  Mientras que las adquisiciones de activos tuvieron una fuerte subida en 2017, y los anuncios de inversiones extranjeras por parte de empresas de América Latina en 2018 aumentaron un 163 %.Según “Global LATAM”, Brasil y México fueron las mayores fuentes de IED en el exterior (US$14.695 millones y US$10.704 millones, respectivamente), seguidos por Colombia (US$2.280 millones), Chile (US$1.949 millones), Argentina (US$1.802 millones) y Centroamérica (US$1.683).

El reporte,  presentado en la sede de ICEX, en Madrid, España, explica que las compañías latinoamericanas han afrontado con mayor optimismo sus planes de expansión porque en los últimos años han logrado mejorar sus resultados en los mercados domésticos y reducir su deuda.

Así, en 2018 “los anuncios de inversiones extranjeras por parte de empresas de América Latina aumentaron un 163%”, fundamentalmente en busca de nuevos mercados para sus materias primas, manufacturas y servicios.