Panamá pide a Venezuela que retire su embajador

asolis@noticiasdepanama.com

El Gobierno de Panamá anunció que tras la decisión de Venezuela de suspender 90 días las relaciones económicas, comerciales y financieras con 22 personas naturales y 46 jurídicas nacionales de Panamá, incluyendo el mandatario panameño Juan Carlos Varela y la aerolínea Copa Airlines decidió retirar su embajador y solicitar la salida del embajador venezolano en Panamá.

Ante esta situación la aerolínea de  bandera panameña se vio obligada a reembolsar los pasajes (ver también:Copa Airlines reembolsará pasajes a Venezuela tras suspensión)

«Tras analizar las medidas de Venezuela, el Gobierno panameño considera que se trata de una reacción política que carece de sustento, y se adopta fuera del marco jurídico internacional, adoptadas en represalia a las acciones anunciadas por Panamá. Por tanto, el Gobierno de Panamá ha decidido retirar a su Embajador en la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Mejía, y solicita al Gobierno venezolano retirar a su Embajador acreditado en Panamá, Jorge Durán Centeno» cita el comunicado oficial al que tuvo acceso SNIP-Noticias.

La nota dice que tomó la decisión luego de la Gaceta Oficial No. 6.369 Extraordinario, publicada hoy (jueves 5 de abril) por la República Bolivariana de Venezuela, sobre la suspensión de toda relación económica, comercial y financiera con algunos funcionarios y empresas panameñas por parte del Gobierno venezolano.

En días pasados, Panamá emitió una resolución del 27 de marzo de 2018, la Comisión Nacional Contra el Blanqueo de Capitales, Financiamiento del Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva de la República de Panamá, se hizo pública la lista de personas provenientes de Venezuela consideradas de alto riesgo entre estas varios funcionarios venezolanos incluyendo Nicolas Maduro presidente de ese país.

Sobre esta decisión la Cancillería panameña dijo que «Al tomar esta decisión, Panamá se sumó a los esfuerzos de otros países, incluyendo a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y la Unión Europea, de proteger los sistemas financieros internacionales, defender la democracia y los derechos humanos».

Agrega la nota que  las autoridades panameñas evalúan el impacto de dichas medidas en el ámbito económico y comercial, a fin de identificar otras posibles futuras acciones.