PIB de Panamá en el primer trimestre del 2020 fue de 0,4%

Alma Solís 

asolis@noticiasdepanama.com 

El desempeño de la economía panameña, en el primer trimestre de 2020,  registró un incremento de 0,4%, respecto al período similar del año previo, asi lo dio a conocer la Contraloría General de la República.

De acuerdo con El Producto Interno Bruto, a precios del 2007 (en medidas de volumen encadenadas), la economía registró US$10,634.3 millones para el período estimado, que corresponde a un aumento de US$47.2 millones comparado con igual trimestre de 2019.

«El comportamiento de las algunas actividades económicas al inicio del año partían de un crecimiento sostenido al del trimestre anterior, pero se vieron afectadas al surgir la pandemia del Covid-19, llevando a que la tasa de crecimiento se redujera al suspenderse algunas actividades económicas en la segunda semana de marzo y detectarse los primeros casos positivos en el país» señala el informe.

Las actividades mas afectadas fueron  servicios; a pesar del incremento y abastecimiento en el consumo de alimentos y productos de limpieza, esto solo contribuyó en una de las ramas que componen el comercio y en la manufactura relacionada a la producción de alimentos.

Mientras que  las actividades relacionadas con la economía interna que tuvieron desempeño positivo en este período están: suministro de electricidad y agua, servicios gubernamentales y los servicios de salud y educación.

El resto de las actividades económicas fueron afectadas negativamente en el trimestre: la industria manufacturera, construcción, comercio al por menor, hoteles y restaurantes, intermediación financiera, actividades inmobiliarias y empresariales, y otras actividades comunitarias, personales y de servicios.

Entre los valores agregados generados por actividades relacionadas con el resto del mundo que presentaron incremento, resaltaron la explotación de minas y canteras, al continuar su dinamismo e impulsar la economía con la producción de concentrado de cobre e incrementar la exportación de este rubro hacia el mercado internacional, el Canal de Panamá, los servicios portuarios, y del sector agropecuario el banano. Por su parte, la Zona Libre de Colón, la pesca y transporte aéreo mostraron disminuciones.

Sectores 

La categoría transporte, almacenamiento y comunicaciones presentó un crecimiento de 4,4%, explicado por el incremento en las operaciones del Canal de Panamá y las actividades portuarias. La vía interoceánica reportó resultados positivos en el trimestre, dado el incremento de los ingresos por peajes en 5,8%, resultado del aumento del número de tránsito y segmentos de mercados no tradicionales del canal ampliado.

Hoteles y restaurantes: La categoría en su conjunto mostró una variación negativa de 5.2% en su Valor Agregado, explicado por la disminución en la entrada de turistas y visitantes, situación que se acrecentó por la pandemia mundial del Covid-19; igual situación sufrieron los restaurantes al ver disminuido sus ingresos por la baja afluencia de clientes en sus locales, principalmente en el marzo cuando se anunciaron restricciones de acceso y cierres de estos locales por parte de las autoridades sanitarias.

Comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos automotores, motocicletas, efectos personales y enseres domésticos: Las actividades comerciales, presentaron una caída de 2.9%. El comercio al por menor disminuyó el volumen de sus ventas de combustible, vehículos automotores, ventas de productos en almacenes especializados en productos textiles y prendas de vestir, productos de audio, televisión y aparatos domésticos; por su parte, el comercio al por mayor registró crecimiento, impulsado principalmente por la venta de combustible marino; mientras las ventas de materias primas agropecuarias y de animales vivos, materiales de construcción, artículos de ferretería al caer frenaron el crecimiento de esta actividad.

 Construcción: El Valor Agregado Bruto de esta actividad presentó una disminución de 6.9% para el primer trimestre del año, debido a la menor construcción de edificaciones residenciales y no residenciales; así como la paralización de proyectos públicos de gran impacto a la economía nacional y la culminación de inversiones de grandes proyectos privados.