S&P baja calificación de riesgo de Panamá, pero mantiene grado de inversión

Alma Solís 

asolis@noticiasdepanama.com 

La calificadora de riesgo Standard and Poor’s (S&P), decidió bajar la calificación de riesgo de Panamá de BBB+ a BBB, lo que indica que el país mantiene el grado de inversión.

De acuerdo con el comunicado S&P sustenta la decisión de bajar la calificación, en el aumento del pago total de los intereses de la deuda como proporción de los ingresos corrientes del Gobierno General.

«Esperamos que la fuerte contracción económica de Panamá provocada por la pandemia aumente las necesidades de financiamiento del soberano» indicó la Calificadora

Agregaron que el creciente endeudamiento combinado con menores ingresos fiscales ha resultado en una mayor carga de intereses de la deuda para el gobierno.

«Por lo tanto, bajamos nuestra calificación soberana de largo plazo de Panamá a ‘BBB’ de ‘BBB+’ y confirmamos nuestras calificaciones soberanas de corto plazo de A-2. − La perspectiva estable refleja nuestra opinión de que, a pesar del severo impacto de este año, la economía se recuperará a un ritmo sólido en el futuro, lo que ayudará a estabilizar las finanzas públicas» manifestaron.

Los ingresos del Estado panameño han disminuido en forma importante, más de un 30% debido a las afectaciones causadas por la pandemia.

Por su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas destacó que  (S&P),  menciona en el reporte que  Panamá ha mejorado su perfil de deuda pública, reduciendo el riesgo de refinanciamiento en conjunto con la disminución del costo promedio de la deuda a 4.1% al cierre de septiembre de 2020, en comparación con 4.6% al cierre del 2019.

«A pesar de la recesión actual, Standard and Poor’s indica que la economía sigue diversificada y resiliente. La calificación está respaldada por la carga de deuda moderada del país y la gestión cautelosa de la deuda» dijo el MEF.

Igualmente indicaron que en la medida que se siga dando la apertura económica, S&P espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país se recupere en 2021 y crezca a una tasa de 7%, y se mantenga en un crecimiento promedio de 5% en los años siguientes, impulsado por grandes proyectos de infraestructura como la línea 3 del Metro y las exportaciones de cobre.

«Esperamos que la economía de Panamá se contraiga alrededor de 9% este año, y que luego crezca 7% en 2021 y 5% en 2022-2023″dijeron.

La calificadora espera que el gobierno adopte medidas para sostener el crecimiento del PIB a largo plazo y abordar los riesgos fiscales derivados del sistema de seguridad social y una base impositiva reducida.

Mientras el último informe sobre el Producto Interno Bruto del país señala un caída acumulada de 18% con un énfasis de 38% en el segundo trimestre en el cual la pandemia tuvo su efecto mas importante al estar paralizado el país.

A futuro lo que están viendo es que en un escenario negativo S&P podría bajar la calificación soberana en los próximos dos años en caso de una recuperación económica más débil de lo esperado que afectaría el ingreso per cápita del país, limitaría los ingresos del gobierno y aumentaría los riesgos fiscales.

Mientras que en un escenario positivo,  aunque  poco probable en los próximos años, como lo indican,  que ocurra en los próximos dos años, podrian subir las calificaciones soberanas si observan una mejora sostenida en el perfil externo de Panamá, que se refleje en fuertes reducciones en los requerimientos de financiamiento externo junto con una sustancial disminución de la deuda neta del gobierno general y de la carga de intereses.